Casi el paraíso…

Cuando sales de Kolkata, casi todo puede parecer un paraíso, y en esta ocasión Sundarbans casi lo es… Conforme te vas adentrando en esta región y respirando el aire fresco y puro que tanto falta en Kolkata, y vas viendo esa belleza natural de sus tierras y de sus gentes… realmente piensas que estás en el paraíso… y lo sería de no ser porque las condiciones naturales que tanto castigan a estas tierras ( el incremento del nivel del mar y los numerosos ciclones), hacen de esta zona de Bengala Occidental, una de las mas pobres de India. Ésta parece ser la razón que obliga a sus gentes a emigrar a una Calcuta infernal, dónde lo que normalmente encuentran es la polución y suciedad como techo y la mendicidad como trabajo forzado…

Por segundo año consecutivo, nosotras hemos tenido el privilegio de ver cómo Mundos Unidos trabaja sin tregua y a paso firme para proveer a esta zona de los servicios mínimos necesarios intentando evitar, de ese modo, la emigración en masa a la gran ciudad…

El año pasado estuvimos en la inauguración del colegio, y este año hemos comprobado cómo sigue creciendo no sólo en número de escolarizados, sino en la calidad de la enseñanza y en los valores que se le transmiten a los pequeños… Además, este año tuvimos la suerte de coincidir con la inauguración de la apertura de un taller para mujeres, dónde como siempre Mundos Unidos apuesta por una magnífica calidad en la formación priorizando SIEMPRE la defensa de los derechos de la mujer.

Estamos convencidas de que el año que viene no sólo seguirá creciendo el cole y el taller, sino que se habrá hecho realidad el nuevo proyecto del Hospital o ambulatorio médico y la extensión de Mundos Unidos a las calles de Calcuta.

Desde aquí dar las gracias a todos los que formáis parte de esta gran familia por esa magnífica labor e invitar a todo aquél que lea estas líneas a invertir en este proyecto serio, transparente y ambicioso, cargado de fuerza, humanidad, practicidad, sensatez y sobre todo ilusión. Especialmente dar las gracias a Jose Sauri por abrirnos la puerta de su casa, de esta gran casa y por su incansable trabajo para hacer de Sundarbans un auténtico PARAÍSO.

Un beso

Sandra y Ana

 

Deja un comentario

*

captcha *